5 ago. 2010

Hasta tanto no se revise el código penal cubano, ha de existir la Posición Común.


El próximo mes de septiembre se reune la Comisión de Exteriores del Parlamento Europeo para votar, una vez más, por solicitud de la cancillería española, la ratificación o no de la "Posición Común" de la Unión Europea con respecto a Cuba del 2 de diciembre de 1996.

Cuba Democracia ¡Ya!, acompañada por más de 200 amigos, ha lanzado una campaña de recogida de firmas, con el objetivo de presentarlas a los Ministros de Exteriores de los 27, junto una declaración donde exponemos las razones por las cuales consideramos que dicha "Posición Común" debe ser mantenida.

Consideramos que la Posición Común de la UE sobre Cuba es una herramienta eficaz para presionar al régimen cubano y favorecer así una transición pacífica a la democracia en Cuba.

La Posición Común no es un compendio de sanciones, ni contempla medidas coercitivas con el objetivo incrementar las dificultades económicas del pueblo cubano, se limita a condicionar las relaciones de la UE con Cuba, al avance en materia de derechos humanos en la Isla.

Consideramos que hasta la fecha la dictadura castrista no ha dado pasos serios que consoliden el respeto a los derechos humanos.

Pasos serios serían la liberación inmediata y no condicionada de los presos de consciencia.

Pasos serios sería la revisión del código penal cubano y la supresión de todas aquellas leyes que penalizan el ejercicio de la libre expresión y asociación. Mientras esas leyes existan, ningún cubano será libre.

Liberar y deportar presos políticos es una práctica habitual de la dictadura desde el 14 de abril de 1962; si ninguna de las excarcelaciones anteriores han supuesto cambios en materia de derechos humanos: ¿Por qué pensar que las recientes excarcelaciones sí lo son?; en el año 1998 tras la visita de SS. el papa Juan Pablo II el régimen liberó a cientos de presos, algunos políticos, otros comunes, y solo cinco años después encarceló a 75 durante la primavera negra de 2003.

En sus últimas declaraciones, Raúl Castro se refería a los opositores diciendo "no habrá impunidad para los contrarevolucionarios", y los calificó como "enemigos de la Patria"; aseguró además que "Todos habían cometido delitos previstos y sancionados en nuestras leyes, actuando al servicio del gobierno de los Estados Unidos y de su política de bloqueo y subversión"; tras escuchar estas declaraciones: ¿Alguien ve algún tipo de cambio en la postura del gobierno cubano?

Las últimas medidas económicas anunciadas por el dictador tampoco son novedad, ha anunciado "más trabajo por cuenta propia", o sea, más concesiones de patentes para negocios particulares, tal y como hicieron en otra de las grandes crisis que ha vivido el pueblo cubano en la década de los 90, cuando por sorpresa para todos, y con fines recaudatorios, se despenalizó el dólar, y se concedieron licencias para negocios, fue entonces cuando nacieron las conocidas "Paladares"; patentes que en cuanto el gobierno pudo coger algo de oxígeno, se fueron reduciendo hasta que se dejaron de conceder, porque la iniciativa privada y el desarrollo individual del ser humano, son contraproducentes a un régimen totalitario que lo pretende controlar todo.

Por todo esto Cuba Democracia ¡Ya! y los firmantes de la Declaración dirigida a los Ministros de Exteriores de la Unión consideramos que la posición común ha de ser mantenida.

Cuba Democracia ¡Ya!

No hay comentarios:

Publicar un comentario