26 jun. 2010

La "Carta de Libertad" de los cubanos.

La Historia de Cuba nos cuenta que los negros esclavos llevados desde África para servir y trabajar los campos en la Isla, podían optar a la libertad si eran capaces de comprarla o había alguien que fuera capaz de hacerlo por ellos; también si sus amos decidían otorgársela voluntariamente.

La liberación era documentada mediante un documento llamado "Carta de Libertad", un papel que se convertiría en el tesoro más preciado de cualquier esclavo cubano.

Desgraciadamente, en pleno siglo XXI, la situación en Cuba no ha cambiado demasiado. Los amos han dejado de ser adinerados terratenientes para convertirse en adinerados dictadores con sus secuaces, y la "Carta de Libertad" de entonces, ha pasado a llamarse "Carta Blanca", que te otorgan o te deniegan, en función de tu profesión o tus ideas políticas.

Ariel Sigler Amaya, boxeador en su adolescencia y graduado de "Cultura Física" en Matanzas, fue encarcelado un 18 de marzo de 2003, dirigía el ilegal Movimiento Independiente Opción Alternativa (MIOA); fue condenado dos semanas después de su detención a 20 años de privación de libertad, entre otras cosas, y según reza la sentencia, por "tenencia de literatura tendente a desestabilizar nuestro proceso revolucionario".

Siete años después, el pasado 12 de junio de 2010, y gracias a la presión internacional y de la sociedad civil cubana, se le concede la licencia extrapenal por su lamentable estado de salud. El corpulento deportista salió de la cárcel parapléjico, en una silla de ruedas, además de con una serie de enfermedades crónicas como polineuropatía, problemas digestivos y renales.

Ariel sufre constantes desmayos y mareos. Según información que hemos recibido, en la tarde de hoy ha sufrido una hipoglicemia.

Ariel necesita salir urgentemente de Cuba para ser tratado por especialistas, de lo contrario su vida corre peligro.

Estados Unidos le ha otorgado una visa humanitaria para recibir tratamiento médico en ese país; dicha visa supone que una vez que Sigler Amaya haya terminado su recuperación debería regresar a Cuba. En un gesto de solidaridad humana, cubanos en el exilio han recogido fondos para cubrir los gastos de viaje y de tratamiento hospitalario de Ariel en los Estados Unidos.
¿Pero qué sucede? ¿Por qué no puede viajar Ariel?

Volvamos al siglo XIX.  "Sus amos", no le conceden su "Carta de Libertad". Intentan dilatar en el tiempo su viaje con trámites burocráticos, cuando Sigler lo que no tiene es precisamente eso, tiempo. Su vida se puede apagar si no es tratado con urgencia.

Desde Cuba Democracia ¡Ya! pedimos que LA DICTADURA CUBANA conceda sin más dilaciones el PERMISO DE SALIDA a Ariel Sigler Amaya para que pueda ser tratado por especialistas en los Estados Unidos, y una vez terminado su tratamiento este pueda regresar otra vez a su país.

Declaración Universal de los DD.HH:
"Artículo 13.2 Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país."

2 comentarios:

  1. Lo quieren matar. Asesinos. Dejen salir ese hombre a recuperarse. Lo destruyen y ahora no lo dejan que se levante. Sádicos.

    ResponderEliminar
  2. Carlos Quintana Landa.27 de junio de 2010, 23:39

    Basta YA,de manipular situaciones.La dictarura castrista,sigue creyendo que hasta la VIDA de los CUBANOS les pertenece...¿HASTA CUANDO?...ASESINOS SIN ESCRUPULOS.

    ResponderEliminar