8 abr. 2012

#Cuba: UNÁMONOS ¡YA¡ NI PAPA NI P.P.


En los últimos días, motivados por acontecimientos que trascienden las fronteras de la Isla, muchos han sido los análisis y opiniones sobre la situación cubana. Este es el de la Plataforma Internacional Cuba Democracia ¡Ya!
Terminada la visita papal a Cuba, la dictadura no ha demorado en mostrar, con enorme cinismo, los frutos de la misma. Mientras por un lado declara “con carácter excepcional” la festividad del Viernes Santo, emite en la televisión pública una misa con sermón cardenalicio y autoriza otra procesión en La Habana; por otro lado arrecia la violencia de estado y recrudece la represión contra los opositores pacíficos aumentando las detenciones, las golpizas y los salvajes “actos de repudio”.
Son los resultados de la abyecta conducta de los cardenales Tarcicio Bertone, Secretario de Estado Vaticano y Jaime Ortega, arzobispo de La Habana que junto al Nuncio Apostólico, arzobispo Bruno Musaró programaron una visita en la que el papa Benedicto XVI pasara por Cuba sin hacer ningún gesto público de condena a las atrocidades de la dictadura. Sin asumir su misión profética de optar preferentemente por los pobres y desvalidos y de denunciar los males sociales que impidan la vida en plenitud y el disfrute de los derechos de todos los seres humanos. Sin romper el silencio cómplice. Ese silencio que permite a la dictadura cometer sus desmanes sin que la única institución que podría hacerlo levante la voz para defender a los oprimidos.
Los discursos de Benedicto XVI en Cuba fueron tan andróginos como las maneras y vestimentas del mencionado cardenal Ortega. Tan ambiguos que pueden ser asumidos favorablemente tanto por los gerifaltes de la dictadura como por los líderes de la oposición. Palabras que no dicen ni valen nada. El hecho de atender por más de media hora a Fidel Castro su mujer y sus hijos y no dedicar ni el solicitado minuto a las Damas de Blanco, dice más que cualquier discurso. El encuentro con la familia Castro no era obligatorio y sí repugnante porque a  fin de cuentas el asesino dictador no ostenta actualmente ningún cargo oficial y la reputación de sus familiares es, cuando menos, dudosa.  Pero más que por ese hecho, el mensaje papal ha estado marcado por la conducta de desprecio a la realidad cubana, por el silencio y la ceguera ante la represión, ante los cientos de detenciones para que los opositores no participaran en las misas públicas, ante la manipulación de la visita por las autoridades, ante el sufrimiento y la desesperanza de los cubanos.
Todavía no ha habido un pronunciamiento público de la Iglesia contra la reciente ola de represión. La conducta y la actitud de la jerarquía católica antes y después de la visita papal son condenables y la condenamos. Por suerte no solo la jerarquía es Iglesia. Por suerte dentro de esa misma jerarquía hay actitudes dignas como el discurso del arzobispo de Santiago de Cuba Dionisio García, que también tuvo el gesto de negar el saludo al dictador Raúl Castro y que días antes rescató a catorce Damas de Blanco para que no fueran golpeadas por fuerzas parapoliciales en El Cobre. Por suerte la Iglesia está formada también por laicos comprometidos con su pueblo y por sacerdotes que saben asumir su responsabilidad y tienen la valentía de defender los derechos de sus feligreses como ha hecho el padre Juan Ivo en Placetas, rescatando de las mismas turbas policiales y parapoliciales a Jorge Luis García Pérez (Antúnez) y a una decena de activistas para que pudieran asistir a la iglesia.
En el exilio hemos tenido este fin de semana una dolorosa noticia. La muerte en Canarias del ex preso político cubano Albert Santiago Du Bouchet Hernández nos ha dejado consternados. Du Bouchet que fuera periodista independiente con una sólida formación intelectual, que sufriera represión hasta el límite del apuñalamiento por un desequilibrado, la condena dos veces a la cárcel y por último el destierro, se ha suicidado y ese suicidio es un acontecimiento muy grave. Du Bouchet que fungía como portavoz en Canarias de CID y que puntualmente había colaborado con nuestra Plataforma ha sido víctima de la desesperación que provoca el verse sin recursos y sentirse abandonado en un destierro que no buscó. Una pérdida tan evitable y sinsentido no debería ocurrir en tierras de democracia y libertad. Las causas que provocaron un hecho tan lamentable son condenables y las condenamos.
La situación de los ex prisioneros políticos cubanos que fueron desterrados a España tras las negociaciones a tres bandas entre el anterior gobierno del PSOE, la Iglesia Católica cubana y la dictadura castrista y aún se mantienen aquí, es ahora mismo, cuando menos, desesperada. La retirada de las ayudas que venían recibiendo a través de las ONG que los atienden los pone en una condición de indigencia que da al traste con sus derechos más elementales.
La Plataforma Internacional Cuba Democracia ¡Ya!, nunca ha dudado en levantar la voz para solicitar y para agradecer la ayuda humanitaria a los prisioneros políticos cubanos venga de la institución, el gobierno o el partido político que venga. Tampoco hemos dudado en protestar contra la institución, gobierno o partido político que sea cuando hemos entendido que se manipulan o violan los derechos de los cubanos. Ahí están nuestra carta al ex presidente de Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero con protesta en las puertas de La Moncloa y nuestra carta al Vaticano con protesta en su Nunciatura en Madrid cuando se realizaban las conversaciones con la dictadura que excluían a la oposición cubana y obligaban al destierro a los prisioneros políticos.
Desde la llegada a Madrid de los primeros desterrados varias personas del exilio cubano, cercanas al Partido Popular, criticaron y descalificaron la ayuda que los desterrados recibían. A nuestro entender utilizaron con fines partidistas la situación de los desterrados e influyeron sobre ellos sin permitirles hacerse una visión y opinión propia de su situación. Esa corriente de influencia, realizada también por otras personas cuyos intereses desconocemos ha llegado hasta los extremos de obstaculizar la integración de los desterrados. Varios de los desterrados, casi todos emigrados ya a los Estados Unidos, nos dieron detalles que confirmaron esa manipulación que veníamos percibiendo.
La actitud de la Plataforma Internacional Cuba Democracia ¡Ya! fue la de ayudar con nuestros propios y limitados recursos (no somos receptores de subvención alguna), canalizar la ayuda material gestionada y recibida por nuestros activistas en parroquias y ONG y mediar ante los organismos competentes para que se mejoraran las condiciones de los desterrados. A reuniones para esa mediación, que dieron resultados concretos y palpables, invitamos también a líderes de otras organizaciones del exilio.
En los últimos días un grupo de desterrados se ha manifestado en Málaga para denunciar la situación en que se encuentran y planean continuar con esas protestas en Madrid. La Plataforma Internacional Cuba Democracia ¡Ya! no convoca ni participa en esas manifestaciones pero entiende las demandas y se solidariza con sus compatriotas. Casi al mismo tiempo, algunos de aquellos que criticaban la ayuda que recibían los desterrados se han reunido en la sede del PP en la calle Génova con su secretario ejecutivo de Relaciones Internacionales para, entre otras cosas, “analizar la situación de los desterrados”. A esa reunión no fue invitada la Plataforma Internacional Cuba Democracia ¡Ya! a pesar de que supuestamente la reunión se haría “con los representantes de las asociaciones cubanas radicadas en España” y tampoco fueron invitados reconocidos representantes de los ex prisioneros desterrados. Además, al menos a uno de estos desterrados, se le negó la entrada cuando se presentó en la citada sede. De los acuerdos de esa reunión respecto a las condiciones de los desterrados no ha trascendido nada. Por lo menos no se ha sabido nada que le hubiese valido de esperanza a Du Bouchet para evitar su trágico y desesperado final.
Ante la situación de los desterrados hoy, nos preguntamos si el actual gobierno del Partido Popular va a permitir que queden, de golpe, en la indigencia tantos cubanos. Si también van a permitir esa indigencia quienes solo valen para criticar o para ofrecer promesas y bellas palabras pero, como se dice en cubano, “en la concreta” hacen muy poco o nada.
Exhortamos al gobierno central y también a los gobiernos autonómicos a buscar una solución digna para este problema. No desconocemos ni pretendemos ignorar la difícil coyuntura económica del país, pero la vida de las personas y sobre todo la de ancianos y niños debe estar por encima  de esos problemas. No nos avergüenza pedir a este gobierno, como lo hemos hecho a otros, ayuda humanitaria para nuestros hermanos.
Pero, dicho todo esto, también queremos dejar clara, una vez más, nuestra posición. La plataforma Internacional Cuba Democracia ¡Ya! apuesta por la solución pacífica y entre cubanos al problema de Cuba. Nuestro enemigo no es la iglesia ni ningún partido, ni ningún estado. Nuestro enemigo es la dictadura castrista. Así mismo no podemos dejar en manos de ninguna institución, en manos de ningún partido, sea del signo que sea, y mucho menos en manos de ningún estado nuestros problemas. Los cubanos, juntos de una vez, debemos construirnos nuestra democracia y buscar nuestra libertad por nuestros propios medios; no nos van a venir de la Unión Europea, ni de los Estados Unidos, no nos van venir ni de los republicanos ni de los socialistas, no nos van a venir ni del papa ni del P.P.
Mantenemos nuestro compromiso con la lucha pacífica por el restablecimiento en Cuba de la democracia y las libertades fundamentales y de un Estado de Derecho “con todos y para el bien de todos”.

3 comentarios:

  1. Yanisbel Dominguez Azucarino30 de abril de 2012, 10:57

    creo que si se les dio la oportunidad de hacer una vida nueva en un país nuevo no es para que anden con actitud lastimera llorando miserias; me parece que los presos politicos que fueron desterrados están en toda su capacidad tanto motora como intelectual para trabajar que es lo que tienen que hacer y no andar pidiendo limosnas. hacer más, pero hacer de trabajar con las manos, es lo que se necesita para hacer del mundo un lugar mejor.

    ResponderEliminar
  2. Hola soy Ricardo Llorente Bousquets soy el autor del libro CUBA, LOS PELOS DEL PARAÍSO en el cual aparezco con el seudónimo de EL TÁBANO en este libro narro todos los crímenes que viví en Cuba bajo las asquerosas botas del militarismo despótico de Fidel Castro el cual traicionó al pueblo mexicano por un plato de lentejas del gobierno de Díaz Ordaz, leeanlo para que puedan tener la visión de los mexicanos que vivimos aquel terrorismo de estado desde las celdas de la G-2, la prisión miliar LA CABAÑA y todas las argucias que usaron para presionarnos a los sesenta mexicanos que llegamos deslumbrados por las mentirosas ofertas del déspota dictador

    ResponderEliminar
  3. no digas estupideces que el pueblo ha sido traicionado por toda la camarilla que compone el déspota de Fidel castro así como su aborrecible hermano heredero de la infamia.
    lee CUBA, LOS PELOS DEL PARAÍSO para que veas todos los horrores que vive el pueblo bajo LAS INFAMIAS que necesita desarrollar el peludo déspota para mantenerse en el poder

    ResponderEliminar