10 dic. 2011

Por los #DerechosHumanos en #Cuba #10D: Archivo y presente

Se celebra mañana (Hoy 10/12/2011)  el 63 Aniversario Declaración Universal de los Derechos Humanos, y es un buen momento para recordar —como hemos hecho antes— el papel que jugó la República de Cuba en la confección de ese documento. Aunque poca gente lo sabe, la Declaración en sí misma fue una iniciativa cubana.
El 10 de diciembre de 1948, durante la III Asamblea General de las Naciones Unidas en el Palacio de Chaillot, París, el Dr. Guy Pérez-Cisneros y Bonnel, Delegado Permanente de la República de Cuba ante las Naciones Unidas, propuso a votación la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que fue aprobada por 48 países miembros, con ocho abstenciones: Bielorrusia, Checoslovaquia, Polonia, Arabia Saudí, Ucrania, Sudáfrica, la URSS y Yugoslavia.
Durante el proceso de redacción de este documento, Cuba presentó nueve propuestas, cinco de las cuales acabaron formando parte de la Declaración Universal, tras un largo proceso de debate que abarcó tres años (desde abril de 1945), efectivos cabildeos políticos y más de 184 reuniones del Comité Gestor de la ONU.
Tras un acucioso trabajo de investigación documental en archivos, Pablo Pérez Cisneros, hijo de Guy, nos ha enviado los siguientes detalles que precisan la colaboración cubana en este fruto de grandes esfuerzos civilizatorios y apuesta por la dignidad plena del hombre, que marca una especie de mayoría de edad en la educación cívica del mundo occidental.
1. Cuba fue el país que en 1945 encomendó al Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas, que sesionaba entonces en San Francisco, California, elaborar la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
2. Cuba presentó el borrador del primer proyecto de Declaración Universal de los Derechos Humanos para que sirviera de base al trabajo de dicha Comisión. El autor fue el Dr. Ernesto Dihigo, Profesor de Derecho de la Universidad de La Habana.
3. Cuba fue ponente de la primera Declaración de los Derechos del Hombre, aprobada por los países latinoamericanos de la OEA, en Bogotá, Colombia, el 2 de mayo de 1948. El Delegado de Cuba, Guy Pérez-Cisneros fue su Relator, y presentó y defendió en la ONU dicho documento, para que sirviera de base a la Declaración Universal.
4. Cuba propuso designar y fue aprobado al Sr. Emile Saint Lot, Delegado de Haití, como el primer Relator para la Comisión de Derechos Humanos, siendo su Presidenta o Chairman Eleanor Roosevelt.
5. El tercer “Considerando” del Preámbulo de ésta Declaración Universal de los Derechos Humanos es copia de uno de los artículos de la Constitución de 1940 de la República de Cuba.
6. Cuba presentó y fue aceptada una primer Enmienda al Proyecto de Declaración y se agregó el derecho a los ciudadanos de cualquier país miembro a seguir la vocación, es decir, a elegir su trabajo libremente (Art. 23. 1).
7. Cuba presentó una segunda Enmienda, también aceptada —el derecho de todo trabajador de recibir una remuneración equitativa y satisfactoria y que pueda ser complementada con otros medios de protección social. (Art. 23. 3).
8. Cuba tuvo la iniciativa de incluir en la Declaración Universal el derecho a la honra y a la reputación, así como a la protección contra injerencias arbitrarias en su vida privada. (Art. 12)
9. Cuba, conjuntamente con Francia y México, introdujo el derecho a la protección de los intereses morales y materiales que corresponden a los autores por sus producciones científicas, literarias y artísticas (Art. 27.2).
El 4 de diciembre de 1950, la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución (423-v) pidiendo que el 10 de diciembre fuera celebrado como el Día de los Derechos Humanos e invitando a todos los gobiernos, municipalidades, instituciones, escuelas, etc., a observar la efeméride.
Hoy 9 de diciembre de 2011, vísperas del Día Internacional de los Derechos Humanos, exiliados cubanos zarparán desde Cayo Hueso hacia La Habana en una flotilla organizada por el “Movimiento Democracia”. Desde aguas internacionales y sólo a 20 km de La Habana, se lanzarán durante tres horas fuegos artificiales que podrán ser vistos en toda la costa norte de las provincias de Pinar del Río, La Habana y Matanzas. Esta iniciativa bautizada con el nombre de “Luces de Libertad”, quiere enviar un mensaje de hermandad y solidaridad a toda la sociedad cubana en el interior de la Isla, de parte de todos los cubanos del exilio, así como ser una muestra de apoyo a la oposición pacífica cubana, que sigue siendo víctima de la represión y el acoso del régimen castrista.
En Cuba, la Comisión cubana de Derechos Humanos ha denunciado alrededor de 250 detenciones por motivos políticos en el mes de noviembre. Varios disidentes y grupos de la sociedad civil han convocado marchas y protestas para conmemorar el Día Internacional de los Derechos Humanos. De manera preventiva, muchos activistas han sido arrestados o están en paradero desconocido. Como respuesta a la “Flotilla Democracia” y con el objetivo de evitar posibles revueltas, el régimen ha dicho que los fuegos “causarán inquietud” en la población y ha desplegado un discreto —aunque importante— operativo policial en todo el entorno del malecón habanero, azotado estos días por el mal tiempo. Varias viviendas de líderes opositores se encuentran sitiadas por la policía política.
El sábado 10 de diciembre de 2011, en Madrid, exiliados cubanos se concentrarán a las puertas de la Embajada de Cuba (Paseo de La Habana, 194), a las 12:00 horas como muestra de apoyo a las iniciativas anteriormente descritas, y para reivindicar, una vez más, que los cubanos también tenemos derecho a los derechos. Se soltarán globos blancos, uno por cada artículo de la Declaración de los Derechos Humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario