10 nov. 2011

#Cuba Democracia ¡Ya! desea y espera que el Papa lleve la extrema unción al sistema totalitario cubano.

El Papa Benedicto XVI planea visitar Cuba y México en la primavera de 2012, según ha anunciado este jueves el portavoz del Vaticano, Monseñor Federico Lombardi.


Cuba Democracia ¡Ya! agradece al Santo Padre que visite nuestra Isla, pero nos gustaría hacerle algunas recomendaciones.

Esperamos que la visita del Santo Padre no sirva para dar oxígeno a la moribunda dictadura castrista, sino más bien, para aplicarle la extrema unción al sistema totalitario cubano, que tantas injusticias ha cometido con la Iglesia que peregrina en Cuba y con el pueblo cubano en general.  Por su propia historia personal su Santidad conoce muy bien lo que supone vivir bajo un régimen totalitario.

Muchos de los que hoy integran nuestra Plataforma vivieron en Cuba la histórica visita de su Santidad Juan Pablo II en 1998 y fueron testigos de los aires de esperanza y libertad que se respiraron en la Isla durante esos días. Creemos que los cubanos merecen experimentarlo nuevamente. 

Nos encantaría que su Santidad llevara en su séquito, a todos los cubanos que no podrán desplazarse a Cuba, su propio país, para escucharle, por tener inhabilitado su pasaporte, práctica habitual de los consulados de Cuba en el mundo para reprimir a todos aquellos nacionales que demuestran actitudes críticas con su gobierno.  La dictadura  reconoce a su Santidad un derecho que niega a miles de sus propios conciudadanos.

Esperamos además que el Santo Padre no olvide a esa parte de la sociedad civil cubana que en el interior de la Isla sufre la represión de la dictadura y permanece ignorada por muchos gobiernos democráticos del mundo. Esperamos que el papa reciba a sus representantes y que le exija al gobierno de Cuba que los reconozca como interlocutores válidos de un amplio sector de la sociedad cubana. 

Esperamos que el gesto que hace el papa tenga una respuesta proporcionada por parte de la dictadura castrista y que la experimentada diplomacia del Vaticano logre obtener esta vez algo más que la pobre liberación de presos que realizó la dictadura tras la visita de Juan Pablo II en 1998, y la proclamación del 25 de diciembre como día festivo. Para Cuba Democracia ¡Ya! una gesto proporcionado sería por ejemplo: La amnistía general a todos los prisioneros de conciencia, y un cambio en las leyes para que las cárceles no se vuelvan a llenar de presos políticos una vez que el papa ponga un pie en la escalerilla del avión de regreso al Vaticano. 

Contamos con la mediación de su Santidad Benedicto XVI por todos los oprimidos en la nación cubana, gesto que agradecemos de antemano. 

1 comentario:

  1. Otra bajada de pantalones de la iglesia catolica

    ResponderEliminar