18 may. 2011

#Cuba Rosas blancas y versos de José Martí recuerdan a #JWS en #Madrid

NOTA Agencia EFE.

Miembros de la Plataforma Cuba Democracia Ya! recordaron hoy con rosas blancas y versos de José Martí, frente a la Embajada cubana en Madrid, al disidente Juan Wilfredo Soto, muerto el 8 de mayo como consecuencia, según la oposición, de una paliza propinada por las fuerzas de seguridad de la isla.

Al grito de "¡Juan Wilfredo Soto vive!" los opositores al régimen de los hermanos Castro lanzaron ramos de rosas blancas y fotografías del fallecido al interior de la sede diplomática, mientras recitaban el poema "Cultivo una rosa blanca" del político y pensador cubano.

"La oposición cubana es pacífica. Venimos a denunciar y a condenar contundentemente la muerte de Wilfredo, pero lo hacemos con rosas blancas. Los asesinos y delincuentes son ellos", explicó a Efe Yuniel Jacomino, presidente de Cuba Democracia Ya!.

Jacomino recordó que Juan Wilfredo Soto, de 46 años, denunció, dos semanas antes de morir, "el acoso al que estaba sometido por parte de las fuerzas represoras de la policía política. Él responsabilizó de cualquier cosa que le pasara al Gobierno de Cuba".
"Los policías que le dieron los golpes en el Parque de Santa Clara son los que lo asesinaron, pero la orden la dio el general Raúl Castro cuando en el seudocongreso del pasado mes (el VI Congreso del Partido Comunista Cubano) anunció que estaban las puertas abiertas para que se reprimiera en las calles", dijo.

El opositor cubano hizo una llamada de atención a la comunidad internacional "y a todas las personas que amen la libertad y la democracia para que miren lo que está sucediendo en Cuba".

"El régimen no ha cambiado en nada, solamente se ha reafirmado en el poder la familia dictatorial y siguen reprimiendo hasta el extremo de matar", subrayó.

Aseguró que "el sacrificio que hizo Juan Wilfredo no merece el silencio, pero no queremos ni sangre ni violencia", aunque advirtió que en Cuba "puede haber un estallido social similar al ocurrido en el norte de África porque el pueblo está cansado ya".

"Y a eso nosotros le tememos. Tengo miedo de que en mi patria ocurra algo así y que haya tantos muertos como en Libia. No quiero que corra más sangre inocente, tampoco en el Ejército cubano. No quiero muertos en Cuba", indicó Jacomino Martínez.

El presidente de la Plataforma Cuba Democracia Ya! quiso transmitir a la familia del fallecido su "más profundo dolor y cercanía".

"Estamos con ellos y sabemos por lo que están pasando. En Cuba es rara una familia que no tenga un preso o un muerto. Queremos enviarles ánimo porque les ha tocado esta parte dura, pero deben saber que los que estamos fuera estamos también velando por ellos y no vamos a dejar que el mundo no se entere", concluyó.

Representantes de la disidencia interna cubana denunciaron la muerte de Soto García el domingo 8 de mayo en un hospital de la ciudad central Santa Clara, a consecuencia de una supuesta paliza que le propinó la policía dos días antes.

La versión ofrecida por el Gobierno cubano apunta a que el disidente ingresó el 6 de mayo en el Hospital Arnaldo Milián Castro de esa ciudad "al presentar un dolor abdominal intenso provocado por una pancreatitis aguda".

En un comunicado, las autoridades cubanas señalaron que un día antes de que fuese hospitalizado Soto García provocó una "alteración del orden" y fue conducido a una unidad policial pero quedó libre "tres horas después sin incidencia alguna".

No hay comentarios:

Publicar un comentario