31 ene. 2011

Cuba y la Unión Europea: Política y Economía actual.

Hoy, 31 de enero, la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, no ha presentado al Consejo de Ministros de Exteriores su informe en respuesta al mandato, del 25 de octubre de 2010, de realizar “contactos exploratorios” con el gobierno cubano para intentar alcanzar un pacto político comercial. Desde el gabinete de la señora Ashton explican que la presentación del informe se aplaza debido a no haber concluido los contactos con el régimen de los Castro. Se ha dicho, además, que se han realizado contactos con la oposición pacífica, aunque estos no han trascendido a la opinión pública por lo que se consideran más oficiosos que oficiales.


En los últimos días han visto la luz varios análisis sobre la realidad política, social y comercial de Cuba firmados por organizaciones de derechos humanos, cubanas e internacionales. En términos generales todos son coincidentes y se resumen en una frase del informe de Human Rights Watch (HRW):Cuba sigue siendo el único país de América Latina donde se reprimen casi todas las formas de disenso político”.

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) denuncia la existencia de al menos 105 presos políticos, de los cuales 19 son considerados Prisioneros de Conciencia por Amnistía Internacional y 11 continúan en prisión por no haber aceptado el exilio como condición a su excarcelación.

La política de los Castro se ha caracterizado en el año 2010, por un aumento de la represión de baja intensidad con más de 2000 detenciones arbitrarias de corta duración; por el mantenimiento de un Código Penal que criminaliza el libre ejercicio de derechos civiles y ampara acusaciones e imputaciones "pre-delictivas" a los cubanos que se atreven a criticar al gobierno; y por el desprecio abierto, y público, a los Derechos Humanos al impedir que ciudadanos cubanos viajen al extranjero para recibir premios por defenderlos.

Por todo esto los informes concuerdan en predecir el “empeoramiento” de la situación en materia de Derechos Humanos en Cuba para el presente año.

En el aspecto económico, Cuba destaca actualmente por la pobreza generalizada de su población; tras 52 años de sistema socialista que el propio Fidel Castro, responsable de su ejecución, ha reconocido como ineficaz. La única preocupación económica de los dictadores Castro es su supervivencia en el poder hasta la llegada de su muerte. Para ello han puesto en marcha una serie de medidas que incluyen despidos masivos del 25 % de la población laboralmente activa; o aumentar el número de licencias y actividades “cuentapropistas” a la vez que los incrementos en impuestos y prohibiciones han generado la devolución de esas mismas licencias por cientos de trabajadores autónomos, que se ven incapaces de cumplirlos.

Por su parte; la Unión Europea ya colabora en lo económico con el gobierno de La Habana, y países miembros de la Unión han firmado acuerdos de cooperación con Cuba, como es el caso de Francia el pasado 30 de noviembre de 2010.

Para Cuba Democracia ¡Ya!, un informe de la Alta Representante, Catherine Ashton, favorable a un nuevo marco bilateral de relaciones con el régimen de La Habana, que supere la actual “Posición Común”, y que relegue al diálogo privado las exigencias de la Unión Europea a la dictadura de los hermanos Castro en materia de derechos humanos y libertades; sería una deslealtad por parte de la Unión Europea a sus propios principios. Deslealtad que sería usada por la dictadura de los Castro como una legitimación para continuar en el Gobierno, violando reiteradamente los derechos del pueblo cubano. Peor aún; sería un abandono, a su suerte, de los perseguidos disidentes políticos pacíficos en Cuba. Además; demostraría una actitud de oídos sordos y desprecio por parte de la Unión Europea a las reiteradas solicitudes y advertencias de la oposición pacífica cubana para que la Unión Europea mantenga la “Posición Común”, y no caiga en la trampa de la dictadura que, buscando urgentemente créditos de todo tipo, ha realizado el movimiento desesperado de las últimas excarcelaciones condicionadas a destierro.

Cuba Democracia ¡Ya! reitera que las acciones que contribuyan a generar los cambios que los dictadores Castro se resisten a llevar a cabo serán: el trabajo de la oposición pacífica y las organizaciones de Derechos humanos dentro y fuera de la isla unido a la denuncia pública y las presiones, en materia de derechos humanos y libertades, promovidas por la Comunidad Internacional.

En este sentido creemos que la Unión Europea debería exigir al gobierno de Cuba la liberación incondicional de todos los inocentes encarcelados por motivos políticos no violentos y la reforma verificable de las leyes para que  no se obstaculice y criminalice el libre ejercicio de los derechos humanos. Los gestos de la Unión hacia el gobierno cubano deberían ser proporcionales a los avances demostrados en esos aspectos; y para verificarlos, las instituciones que la Unión Europea determine deberían reunirse no sólo con gobierno, sino con representantes de toda de la sociedad civil cubana.

Esperamos que las conclusiones del informe de la Alta Representante Catherine Ashton, finalmente recojan y respalden las aspiraciones del pueblo cubano en materia de derechos humanos y libertades. Aspiraciones que coinciden plenamente con los principios de la Unión Europea y que el régimen de los Castro persiste en restringir.


Cuba Democracia ¡Ya!
31 de enero 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario