8 oct. 2010

Reunión con el "Frente Nacional del Presidio Político Cubano"

Cuba Democracia Ya y prestigiosa organización de presos políticos cubanos, entre otras personas que luchan por la libertad y los derechos humanos, se dan sita este fin de semana en Madrid para juntos evaluar labor humanitaria del gobierno de España.

La prestigiosa organización “Frente Nacional del Presidio Político Cubano” institución nacida en los años sesenta en las cárceles castristas, y que agrupa en su seno a un importante número de exprisioneros políticos cubanos de diferentes generaciones, con sede en Miami, al igual que el desmovilizado “Ejercito de Liberación Nacional”, comenzaran mañana viernes ocho de octubre en Madrid una jornada de tres días, quienes junto a la Plataforma Internacional Cuba Democracia ¡Ya! evaluaran las labores humanitarias del gobierno de España en favor de varias decenas de prisioneros políticos cubanos y sus familiares desterrados hacia esta nación en los últimos días. No se descarta solicitar formalmente un encuentro con el gobierno español para trasladar nuestra gratitud por los gestos humanitarios dispensados, muy al margen de las discrepancias que en estrategias políticas pudiéramos enfrentar. La labor humanitaria siempre es de agradecer, sobre todo cuando previamente se ha solicitado.

La agenda acordada también incluye la posibilidad de un reposicionamiento ante los nuevos retos de la fase final del castrismo. Pretendemos centrarnos más en nuestras posibilidades reales que favorezcan al cambio, que en las cambiantes geopolíticas emprendidas por los diferentes gobiernos de la comunidad internacional, solidaridad que siempre agradecemos pero que en ocasiones nos ocupan mucha energía y desvía nuestra atención y recursos humanos.

También esta previsto acordar la nueva acción que se pondrá en marcha en diferentes países en la segunda quincena de octubre “Los compromisos del castrismo, por escrito”. No podemos permitir que la tiranía cubana continúe confundiendo a la comunidad internacional con supuestos gestos que no dejan de repetirse en cincuenta y un año de gobierno militar, sin que estos constituyan un serio compromiso de respeto a los derechos humanos. Pedimos que los compromisos sean reflejados en la constitución cubana y el código penal, y lo que es más importante, en el comportamiento cotidiano de los que gobiernan, imponen el cumplimiento de la ley y la convivencia entre cubanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario