29 mar. 2011

El ex presidente norteamericano Jimmy Carter en #Cuba, sin agenda para reunirse con la oposición.

16:21 horas ACTUALIZACIÓN.

Acabamos de ver en twitter que finalmente Jimmy Carter se reunirá con Yoani Sánchez y otros blogueros, las Damas de Blanco, Dagoberto Valdés, Oswaldo Payá y más miembros de la sociedad civil, además de con 12 ex presos políticos recién excarcelados.  Nos alegramos de esta decisión que no sabemos si estaba prevista  o fue de última hora. En cualquier caso nos parece acertada. Agradecemos sinceramente al ex presidente este gesto. 

Cuba Democracia ¡Ya! se pregunta si no estaremos siendo muy exigentes con España, y demasiado comprensivos con “otros”.

Cuando en agosto de 2010 Elena Valenciano y Leire Pajín visitaron Cuba, les pedimos insistentemente, hasta el momento en que tomaron el avión, que incluyeran en su agenda un encuentro con la oposición en la isla. Lo mismo hacemos con el resto de los mandatarios europeos que visitan o tienen contactos con Cuba.

¿Por qué no hacerlo con el ex presidente norteamericano Jimmy Carter?


El estado español ha acogido hasta la fecha a más de 100 ex prisioneros cubanos con sus familiares, lo que sobrepasa el millar de deportados. Independientemente de las condiciones que se encuentren al llegar al país, esto supone un desembolso importante para el estado español en un momento especialmente difícil de crisis económica, sin embargo no hemos dejado de exigir al gobierno español de turno las acciones que creemos justas en su relación con el gobierno cubano, ni renunciamos a seguir exigiéndolas.

Creemos que Carter debe reunirse con la oposición cubana. No nos vale la excusa de que se trata de un viaje privado, primero porque los ciudadanos norteamericanos tienen prohibido por su gobierno los viajes privados y de placer a nuestro país; segundo porque la agenda del ex presidente Carter no es para disfrutar de las bellezas naturales de nuestra patria sino que es una agenda oficial, que incluye encuentros con los altos dirigentes del gobierno cubano, e instituciones como la Iglesia Católica y la Comunidad Judía. ¿Por qué no incluir en su agenda un encuentro con algún grupo o persona de la oposición pacífica y la defensa de los derechos humanos? No será por falta de voluntad de estos, las Damas de Blanco, por solo citar un ejemplo, han mostrado su disposición a reunirse con el ex mandatario.

No vamos a gritar improperios al ex presidente Carter, no somos como las turbas castristas que sí lo hicieron en el año 1980, en las mal llamadas “marchas del pueblo combatiente”; pero le exigimos, con el debido respeto y pensando siempre en el bien de los cubanos, que no se vaya de nuestro país sin reunirse con representantes de las organizaciones opositoras y de derechos humanos. Son ellos quienes más sufren la represión de la dictadura, aunque solo fuera por eso, lo merecen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario