11 may. 2011

Contra el gobierno de Raúl Castro, a favor del pueblo cubano. #Cuba

Por Normando Hernández, ex prisionero de conciencia cubano

Cada día que pasa me horrorizo al escuchar a personas decir que Raúl Castro es diferente a su hermano Fidel. Estos ingenuos afirman que el amo y señor de Cuba tiene más sentimientos humanos. Lo fundamentan, entre otras cosas, porque lo vieron llorar en el sepelio de su esposa Vilma Espín. Por esa muestra de sensibilidad creen que es posible negociar con el menor de los Castro para que lleve al país a una democracia. Asimismo me horrorizo cada vez que gobiernos democráticos del mundo buscan acercarse a la oligarquía cubana y hacen lo indecible para negociar con ellos en detrimento del pueblo de Cuba. ¡Qué equivocados están los que piensan que con Raúl en el poder será diferente!

Uno de los mayores problemas de los seres humanos es la pésima memoria pasiva que poseen. Ya se olvidaron de los más de 500 fusilamientos que ordenó Raúl Castro en el oriente de Cuba al inicio del triunfo de la revolución, muchos de los cuales se llevaron a cabo sin siquiera con la celebración de un juicio. También se han olvidado de los cubanos que intentando huir de sus garras han sido masacrados por las Tropas Guarda fronteras, al mando del general Castro, cuando era jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Asimismo no recuerdan que el ahora Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros y jefe de Gobierno de la República de Cuba y Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), ordenó en la década de los ochenta ataques con armas químicas en Angola que dejaron miles de muertos. No nos llamemos al engaño. Raúl es tan asesino como Fidel y lo único que le interesa es ganar tiempo para morir con el poder en la mano.

Un ejemplo del maquiavelismo del general de cuatro estrellas, es la imagen positiva que está tratando de dar al mundo de supuestos cambios dentro de la mayor de las Antillas, cuando la realidad es otra. Si comparamos las detenciones arbitrarias y los abusos de los derechos humanos en el primer cuatrimestre de este año 2011 (enero-abril 1166) en comparación con el mismo periodo de tiempo del año pasado (579) podemos comprobar que prácticamente se han duplicado

Por otro lado interpretando sus palabras en el Informe Central al VI Congreso del PCC, vemos una clara incitación a la violencia contra quienes dentro de Cuba se le oponen pacíficamente “es necesario aclarar que lo que nunca haremos es negarle al pueblo el derecho a defender a su Revolución, puesto que la defensa de la independencia, de las conquistas del socialismo y de nuestras plazas y calles, seguirá siendo el primer deber de todos los patriotas cubanos.” Aseguró el Sr. Raúl Castro.

Esas palabras ya cobraron la primera víctima. El nuevo mártir cubano se llama Juan Wilfredo Soto García. El disidente y ex preso político, en tres ocasiones, murió este domingo 8 de mayo a consecuencias de una pateadura provocada por miembros de los órganos represivos del gobierno castrista.

“El estudiante”, sobrenombre por el que era conocido el mártir, cometió un horrendo crimen: Estar sentado en un banco del Parque Vidal, en la provincia de Santa Clara, hablando de béisbol. Cuentan que le esposaron las manos y varios policías lo golpearon de tal forma que pasada 72 horas moría en el Hospital Arnaldo Milán.

Nada. Los esbirros del castrismo defienden las conquistas de las que habló Raúl en su informe. Si continúan así dentro de poco los disidentes cubanos no podrán vivir ni en sus viviendas sin temor a ser linchados dentro de las mismas por los sicarios del raulismo.

Ahora vendrán las injustificadas justificaciones del desgobierno de Cuba. Así como los informes médicos asegurando de que Juan Wilfredo, de 46 años de edad, murió producto a consecuencia de cualquiera de las enfermedades que padecía, menos de las patadas que lo llevaron a engrosar la lista de los que siempre serán recordados por defender la libertad y los derechos de todo un pueblo.

La verdad es que el ex miembro de la Coalición Central Opositora y también del Foro Anti totalitario Unido, es un muerto más que clama justicia ante la pasividad de gobiernos democráticos, como los de la Unión Europea (UE), que buscan un acercamiento al régimen de La Habana. Sería bueno exhortarle a la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Baronesa Catherine Ashton, tome nota del nuevo asesinato de Estado cometido en Cuba, para que lo refleje en el informe que debe redactar y presentar a los miembros de la UE.

También es bueno exhortarles a los países de la UE para que implementen, en el seno de la misma, dispositivos orientados a proteger a los cubanos para que en el ejercicio de sus libertades puedan trabajar en pro de la convivencia de todos en busca de libertad y democracia.

Hay una pregunta que me hago y les hago: ¿Si se condena al gobierno de Libia por la barbarie que comete contra su pueblo, por qué no se puede condenar al gobierno de Cuba por asesinar impune y alevosamente a sus opositores?

Los gobiernos democráticos, los políticos, los intelectuales, los artistas y todas las personas de buen corazón del universo tienen la última palabra: Contra el gobierno de Raúl Castro, a favor del pueblo de Cuba

2 comentarios:

  1. Carlos Quintana Landa.11 de mayo de 2011, 7:22

    ¡BUENA PREGUNTA!...FRECUENTEMENTE ME LA CUESTIONO TAMBIÉN: "Hay una pregunta que me hago y les hago: ¿Si se condena al gobierno de Libia por la barbarie que comete contra su pueblo, por qué no se puede condenar al gobierno de Cuba por asesinar impune y alevosamente a sus opositores?"....¡Y ME DUELE MUCHO,TANTA INDIFERENCIA,CON CUBA Y CON LOS CUBANOS!.

    ResponderEliminar
  2. Carlos Quintana Landa11 de mayo de 2011, 7:27

    ...¡y de las MASACRES llevadas a cabo por los "guarda fronteras",a las órdenes de estos ASESINOS...HAY MUCHO QUE CONTAR!!!!!

    ResponderEliminar